El lugar del seguro para el agro

Seguro Agropecuario


El seguro agropecuario no es más ni menos que un tipo de contrato a través del cual el la compañia aseguradora se obliga a resarcir un daño al asegurado en caso suceder un evento cubierto, para ellos quien contrata el seguro agrario paga una cuota llamada premio o cotización.

El seguro agropecuario brinda una cobertura antes determinados situaciones climáticas y/o biológicos, en otras palabras, toda situación que afecte tanto la calidad , el rendimiento y/o la vida del cultivo.

En la actividad agropecuaria la posibilidad de una situación de riesgo es constante ya que es es una actividad que depende de factores climáticos no predecibles con facilidad.

El seguro agropecuatio responde a la necesidad de disminuir el impacto ocasionado por una situación no deseada producto de un embate climático.

La ADIRA apoyaría la creación de un seguro agropecuario obligatorio.

La Asociación de Aseguradoras del Interior (Adira) respaldó la intención del gobierno nacional de crear un “Seguro agropecuario” obligatorio, con el objetivo de resguardar a los productores de sequías y otras amenazas climáticas.

La Adira es optimista en cuanto a los beneficios que reportarán los seguros agropecuarios mirando los resultados obtenidos en EEUU, Brasil o Europa.

Adira manifesto en un comunicado que la acción mancomunada del Estado, aseguradoras y entidades representativas de los diferentes sectores del agro es un único que permitirá lograr avances a largo plazo y con logros efectivos de previsibilidad.

La entidad se manifestó a favor de la creación e implementación de un “seguro agropecuario” obligatorio al respecto de lo que la presidenta, Cristina Fernández propueso en uno de sus ultimos discursos, y estimó que un seguro agropecuario debe estar gestado en conjunto trabajo entre el Gobierno y el sector privado.

El seguro agropecuario hoy

Según un estudio realizado en el año 2003 por la Oficina de Riesgo Agropecuario de la SAGPyA a 340 productores (235 de la Prov. de Bs.As., 56 de Sta. Fe, 19 de Córdoba, 10 de Entre Ríos, 12 de La Pampa y sólo 8 “extra pampeanos”):

  • El 58% de los encuestados tuvo algún tipo de seguro agropecuario en la última campaña. El 90 % de ellos, utilizaron el seguro contra granizo y/o adicionales.
  • El 76% de los productores contrató algún tipo de seguro agropecuario en los últimos 10 años.
  • La mayoría de los encuestados con seguro agropecuario cree que el costo del seguro es de impacto moderado en sus balances.
  • En cuanto a la calidad del seguro agropecuario, el 83% considera que existe un buen asesoramiento de venta, el 81% obtuvo en tiempo razonable la póliza de seguro agro.
  • Del 42% de los encuestados que no toman seguros agropecuarios, el 71% se dedica también a otras actividades.
  • Las razones de los entrevistados para no tomar los seguros agropecuarios son, entre otras razones, la baja confianza que le brinda este tipo de seguros, la oferta inexistente hacia campos chicos y el “auto-asegurarse” con la diversificación productiva.

Que tener en cuenta al contratar un seguro agropecuario

Algunos puntos importante a tener en cuenta cuando el productor decide contratar un seguro para el agro son:

  • Existen seguros agricolas que se contratan por lote  y otros seguros se hacen  por establecimiento. Si se contrata un seguro agropecuario que es por establecimiento y existe un daño en uno de los lotes y este no afecta a todo el establecimiento, el seguro agropecuario no pagará los daños.
  • Sepa distinguir entre valor de prima y que el premio. La prima es el costo que tiene la cuota del seguro agropecuario, el premio es lo que finalmente el seguro paga. El precio se calcula sumando a la prima
  1. los recargos financieros,
  2. los derechos de emisión,
  3.  la tasa de Superintendencia de Seguros de la Nación,
  4. servicios sociales,
  5. sellado provincial
  6. y el IVA.
  • Cuando un seguro agropecuario debe indemnizar al productor, éste calculará la suma asegurada pactada al momento de adquirir el seguro agricola, sin tener en cuanta ningún tipo de  actualización de precio de producción.